Saturday, January 12, 2008

Dangerous Liaisons - Amistades Peligrosas

One of my favorite books, that became one of my favorite films. The book was written by Choderlos de Laclos and published in 1782. In epistolary form, letter by letter, the gallant intrigue tightens around it's victims like a velvet anaconda. The descriptions of the characters and of the libertine manners of the High Society in pre-revolutionary France are perfect.

Uno de mis libros favoritos, que se ha convertido en una de mis películas favoritas. El libro fue escrito por Chodelos de Laclos y publicado en 1782. De forma epistolar, carta a carta, le intriga galante aprisiona a sus víctimas como una anaconda de terciopelo. Las descripciones de los personajes y de los modos libertinos de la Alta Sociedad en la Francia pre-revolucionaria son perfectas.


The film, directed by Stephen Frears in 1988, based on the play by Christopher Hampton (based on the book, of course) is a masterpiece of intrigue and timing. The intelligent use of close-up on the actors faces (and the fairly unobtrusive hair and make-up) makes the display of their emotions contemporary and identifiable.
Filmed on location with only natural light, visually it is as beautiful as accurate.
The costumes are painstakingly exact and faithful to the era. The action takes place not at the actual time of the book, but something like a generation earlier. I love the way Madame de Tourvel (Michelle Pfeiffer) is slightly out of fashion -as opposed to the very fashionable Marquise de Merteuil (Glenn Close)- and her use of the "robe à l'anglaise" in her walks in the Chateau's park, almost an equivalent of today's casual... remember this was much before Rose Bertin created those flimsy chemise dresses for Marie-Antionette.

La película, dirigida por Stephen Frears en 1988, basada en la obra de Christopher Hampton (basada en el libro, claro) es una obra maestra de intriga y ritmo. El uso inteligente de primeros planos de los rostros de los actores (así como el uso bastante discreto del maquillaje) hace que sus emociones sean contemporáneas e identificables.
Rodada en escenarios reales y con luz natural, visualmente es tan bella como precisa.
El vestuario es minuciosamente exacto y fiel a la época. La acción se desarrolla no cuando se publicó el libro, sino algo así como una generación antes. Me encanta la manera en que Madame de Tourvel (Michelle Pfeiffer) está ligeramente anticuada -frente a la muy de moda Marquise de Merteuil (Glenn Close)- y su uso de la "robe à l'anglaise" en sus paseos por el parque del Chateau, casi algo así como nuestro casual... recordad que esto fue mucho antes de que Rose Bertin creara esos ligeros vestidos "chemise" para María-Antonieta.

9 comments:

Di said...

Que peliculón por dior, y cómo estaba John Malkovich. Y unos jovencísimos Keanu Reeves y Uma Thurman.

Valmont rodada por Milos Forman, y con Colin Firth (ains) o Annette Bening no era lo mismo, es más no era necesaria aunque ganase el oscar al mejor vestuario de su año, que una año antes también ganó Amistades peligrosas.

Que recuerdos...

Bicos

Lucio said...

Me encanta estaelícula,y ese momento en que glenn close se despaquilla dramáticamente es uno de los mejores momentos del ciine de todos los tiempos,me flipa esta peli.

Raquel said...

Don Pilgrim, esta película me chifla, como todo lo que me recuerde a Francia.

alterego said...

Una de mis pelis favoritas. Todos los actores estan en estado de gracia, desde la genial Glenn Close hasta Swezy Kurtz pasando por Michelle Pfeiffer, Uma Thurman (imposible estar más guapa), Keanu Reeves y sobre todo, John Malkowiz!!. Geniales. Toda la película es simplemente perfecta llena de frases míticas como aquella de Glenn Close :"una de las razones por las que no me he vuelto a casar, a pesar de la sorprendente cantidad de peticiones, es porque no quiero que nadie vuelva a darme órdenes jamás". Mítica. Saludos.

chicochuc said...

Me encanta la pelicula. Es de mis favoritas! Los actores geniales, vestuario impresionante, historia alucinante y la escena de Glenn Close memorable.
Besos

aka scrunchie girl said...

El Vicomte Sébastien de Valmont sigue ocupando un ugar privilegiado en mi relicario de iconos vespertinos, la película es deliciosa, y aunque sea invitablemente fan de la Maria Antonieta de baby Coppola, totalmente, el vestuario de esta es de largo mucho más fiel y exquisito.
Genial recordar tan gran película, hace tiempo que no la reveo y ya que me pongo a ver si doy con el libro!
Besos!

Shopaholic said...

Y yo que no la he visto...
me lo apunto a mi lista de cosas pendientes...

Un beso!

The Pilgrim said...

Gracias por los comentarios!
Los que no la hayáis visto aprovechad para alquilarla ya, y os recomiendo a todo que leáis el libro, no me seáis como Vicky Beckham hijitos míos, que un libro no ocupa lugar en un it-bag.

Shopaholic said...

Pilgrim acabo de ver la peli y me he acordado de este post! Me ha encantado, no se porque no la habia visto antes, ahora necesito buscar el libro...

Me encanta la primera escena cuando salen vistiendo a Glenn Close, es tan real!!

Un beso!!!