Wednesday, June 2, 2010

Paris

Bigger pictures HERE
Fotos más grandes AQUÍ

Of course I did more things in Paris than seeing the YSL exhibition, though it was a short trip. The most special and the other main reason was a re-encounter with a childhood friend whom I hadn't seen in... 20 years, maybe? It's funny because it was so easy, just as if we had talked the day before. Now she lives outside Paris, with her boyfriend and her child, in a lovely little "pavillon" with a huge garden that she leaves grow in a sort of wild natural way, with fruits trees and roses. I also saw another friend I started seeing again a couple of years ago. So I've know them both as children, and now we are all adults around 40, with our jobs, our houses, our relationships, and you know, talking with them has given me a perspective on what's important in life. We all had dreams and now we have reality, but, hey, that's how it is.

And going back to the YSL exhibition, actually it made me remember why I chose this trade, the tortuous path of fashion. Unfortunately my job has little do with art or fashion in an elevated sense, but well, at least I'm doing something I like, and who knows if in the future I'll have better chances to express myself through my work.

And for the rest... I haven't done much. Most of all I almost haven't set foot in a store, except Uniqlo, which was very disappointing because their size XS is like a size M at H&M so everything was huge, and another store which wasn't even a fashion store or anything but I found this cute little silver bracelet with the number 13, which I, if anything, would rather think of as a lucky number. The pink bag is a Prada limited edition (of only 25) at Le Printemps, in case you're interested.


Por supuesto hice más cosas en cosas en París aparte de ir a la exposición de YSL, aunque era un viaje corto. Lo más especial y otras de las razones fue un re-encuentro con una amiga de la infancia que no veía en... ¿20 años tal vez? Es gracioso porque fue tan fácil, como si hubiéramos hablado el día anterior. Ahora vive en las afueras de París, con su novio y su niño, en un bonito "pavillon" con un enorme jardín un poco salvaje, con árboles frutales y rosas. También vi a otra amiga a la que he vuelto a ver desde hace un par de años. Así que las he conocido a las dos desde niño, y ahora somos adultos alrededor de los 40, con nuestros trabajos, nuestras casas, nuestras relaciones, y sabéis qué, hablar con ellas me ha dado una perspectiva sobre lo que es importante en la vida. todos teníamos sueños y lo que tenemos es la realidad, pero oye, es lo que hay.

Y volviendo a la exposición de YSL, me ha hecho recordar porqué elegí mi oficio, el tortuoso camino de la moda. Desgraciadamente mi trabajo poco tiene que ver con el arte o la moda en un sentido elevado, pero bueno, por lo menos hago algo que me gusta, y quién sabe si en el futuro tendré mejores oportunidades para expresarme a través de mi trabajo.

Y por lo demás... no he hecho gran cosa. Sobre todo ni he puesto el pie en una tienda, excepto Uniqlo, que me decepcionó porque su talla XS es como la M de H&M y todo me quedaba enorme, y otra tienda que ni era de moda ni nada pero encontré esta monísima pulserita de plata con el número 13, que, de ser algo, me parecería más bien un número de buena suerte. El bolso rosa es una edición limitada de Prada (sólo hay 25) en Le Printemps, por si estáis interesados.

12 comments:

mispapelicos said...

Todo lo que escribes suena entrañable y desde el corazón.Casi puedo ver a tus amigos, sus niños y sus vidas entrelazadas con la tuya . y vuestros mutuos pasados y presentes.
Por lo demás, no me compraré el bolso de Prada este año, je, je
Un abrazo
Nunca hay suficientes abrazos cálidos que nos arropen.
Sacramento

Gratis total said...

Qué gran reflexión! Seguro que tus amigas son fantásticas! Y me alegro que la moda te siga apasionando, quién sabe, igual un día me toca ir a hacer fotos de tu desfile!

Bluess Swing said...

Me ha encantado este post,, ¿sabes? le régalée a mi hija un colgante con el número 13, su número, cumplía 13 y nació en martes 13, y es una niña AFORTNADA, seguro que la pulserita irá siempre contigo.

g.gonzalez said...

Que rabia que la pulsera no se aprecia bien en la foto! Alegrate de poder haber elegido algo que te gusta ;). Y mucho animo!!!
Bye bye

ANDYTOP said...

Es cierto que lo que al final tenemos es la realidad, pero....¿no sería triste si no la vivieramos con sueños??'
Sigue soñando........que yo lo hago y me lo paso bomba, aunque mañana suene el despertador para ir a tu trabajo gris.
Saludos.

Richard said...

Ale querido:
Cuanto me alegro saber que disfrutaste tanto tu estancia en París.
Anoche miraba "Yves Saint Laurent - His Life and Times/5 Avenue Marceau 75116 Paris" y me acordaba de ti.
Por cierto, que guapo estás en esas fotos de playa.
Besos

Anonymous said...

...se puede saber a qué te dedicas, Mr Pilgrim?

San said...

Adoro París! Que suerte has tenido de poder visitar la exposición de YSL
Un saludo!
San

www.wismymind.blogspot.com

Chic Too Chic said...

Adoración.
POr el sitio (París...)
Por como lo dices
Y porlo que dices...
(Obsesiones compartidas)
ay! :)

Anonymous said...

Top blog, I hadn't come across thepilgrim68.blogspot.com previously during my searches!
Carry on the excellent work!

lula said...

La pulserita de PAUL&JOE!ohh
me encanta ;)

Willy Van Rooy said...

Just stopping by to say "hi." Love your post!!!